preloder

Marcar la diferencia. Esa es la meta esencial de cualquier influencer que busca destacarse. Es el caso de Marco Pérez, mejor conocido como Marko Musica, que para propios y extraños ya ocupa un lugar entre los venezolanos más resaltantes en las redes sociales. No conforme, su actividad va mucho más allá: una ventana de ayuda para los venezolanos que lo necesiten.

Al conocer el impacto que tenían sus publicaciones en la red, decidió ampliar la relación con sus simpatizantes. Hoy día cuenta con 4.5 millones de seguidores en su cuenta oficial en Instagram, @Marko, y más de un millón por @markomusica, donde comparte clips graciosos sobre diversos temas. Su canal de Youtube, más de medio millón de suscriptores, también conforma la lista de los más populares de habla hispana. A partir de allí se percató del poder que tiene un post.

El inicio del recorrido

Todo comenzó a inicios de este año 2018 con un mensaje que despertó la curiosidad de Marko Musica. Una amiga de Carlos Naranjo, joven venezolano diagnosticado con cáncer a sus 27 años, lo contactó. Fue una petición sencilla: enviar apoyo a Carlos mediante un video. Así lo hizo, y la situación cambió. El joven superó la negatividad que lo embargaba tras conocer el diagnóstico y la motivación lo ayudó a luchar.

Marko me ayudó a dejar a un lado la negatividad que tenía. Una de las cosas que me hizo dar un switch fue el video. Fue gratificante darle la mano y un abrazo en ese momento que lo necesitaba bastante”, recuerda un Carlos Naranjo recuperado meses después.

Sin embargo, esto representó apenas el primer caso para Marko Musica. Fue por más. Unas pocas semanas luego el comediante se enteró de la historia de Miguel Sosa, quien sufrió un accidente que le provocó una fractura de pelvis y que lo dejó en cama por más de dos años. “Quiero caminar”, fue la corta, sencilla, pero contundente petición de Miguel. Inmediatamente el influencer venezolano agilizó sus herramientas para pedir ayuda por este joven. Y lo consiguió: Miguel recaudó cinco mil dólares para poder costear su operación.

El apoyo de los seguidores de Marko fue clave. En apenas dos horas ya se habían conseguido los fondos necesarios para el financiamiento de la intervención quirúrgica de Miguel. “Tú (Marko Musica) subiste un video el viernes, y yo tenía máximo hasta el miércoles para operarme. Cuando ya estaba el dinero, el lunes fue mi mamá corriendo a Caracas a visitar al doctor. Y el doctor le dijo: no te preocupes que ya yo vi el video; el quirófano está listo para él para este mismo martes, para mañana mismo que se venga para Caracas ya”. Luego de esto, pasadas solo 48 horas, Miguel pudo volver a caminar. Lo logró.

El éxito en las cuentas de Marko Música hizo que aumentaran los casos de ayuda

Ashley padecía leucemia. El tratamiento resultaba costoso y no podía viajar a España a atenderse. Su madre no perdió la esperanza y contactó a Marko Musica. Le envió un video en el que la pequeña bailaba, agradecía y afirmaba sus ganas de vivir. Viendo esto, Marko hizo pública la historia de la niña, pidió ayuda a sus fanáticos y recaudaron 6.000 dólares, monto requerido para que Ashley y su mamá se trasladaran a España para tratar la enfermedad. Bastaron 24 horas para completar el cometido.

“Y yo, eso lo logré con un post. Wao, yo pude haber puesto una foto mía diciendo buenas noches”, precisa Marko Musica.

Otro de los casos fue el de Beyker, un niño de 15 años con parálisis cerebral severa que necesitaba ir a Miami para su cita médica. Ocurrió del mismo modo, a través de las redes de Marko, y las llamadas para ofrecer ayuda surgieron al instante. Dueños de hoteles, rentas de carros y hasta aerolíneas se pusieron en contacto con el influencer venezolano. Pero el día de la llegada de Beyker, a excepción de la aerolínea, todos desaparecieron.

Ante la adversidad, Marko veló por Beyker. Lo recibió y le dio alojamiento en su apartamento. Esta situación cambió la vida del comediante, pues enfrentó y sintió las dificultades de esa condición de vida. Finalmente, y luego de un mes y medio, el niño tuvo su operación y el resultado fue positivo: una columna en perfecto estado.

Una ventana de ayuda en medio de la crisis

El canal de Marko Musica no es únicamente de risas, chistes y comedia. Él entendió el poder de influencia que maneja en sus redes, y lo conduce a una buena causa. Las ayudas benéficas hoy son esenciales en Venezuela, un país sumido en una crisis económica, política y social que ha empobrecido a los ciudadanos, dificultado los accesos a los servicios de salud, y generado una inmigración masiva catalogada ya entre las peores en la historia del continente.

Marko entendió esto. Y, a través de las sonrisas, une a millones de venezolanos, permite conocer los casos de más necesidad en busca de ayudas y la promoción de un buen uso de las redes sociales.

“Mira el poder de una red social, con mucha fuerza, bien utilizada. En dos horas conseguimos el dinero (para la operación de Miguel), y amanece en el quirófano con un doctor que siempre lo había operado. Mismo día en la tarde lo vemos en muletas. Solo en 48 horas”, dice Marko Música sobre la recuperación de Miguel Sosa.

Esta publicación, El Poder de un Post, le valió a Marko Musica una nominación a los premios Emmys este año, junto a sus compatriotas Nelson Bustamante y Antonio Torrealba.

Instagram: @markomusica / @marko
Youtube: Marko en Youtube
Facebook: Marko en face